jueves, 19 de mayo de 2016

El "Buenismo" y la destrucción de Occidente.

                                            
                                                       Henry Alfred Kissinger premio Nobel de la paz año 1973.

Si no quiere leer el artículo puede escucharlo en el lector de textos con voz TTSReader online, sólo tiene que ír a la página y pegar el texto. TTSReader | Lector de textos con voz


La bondad tiene dos significados, el de lo que es bueno para todos y el de lo que es bueno para alguien en particular. Aristóteles (Ética a Nicomaco)
           El buenismo no es ni mucho menos una "ñoñez" despectiva que utilizan los neocon para definir de manera light a aquellos que siendo integrantes de las clases medias, utilizan las subvenciones, el multiculturalismo y apadrinamientos de niños del tercer mundo para calmar el odio que sienten hacia sí mismos, y de paso, si es posible, realizar actividades humanitarias con fotos incluidas en zonas paupérrimas del tercer mundo para engrosar y "enriquecer" su curriculun profesional y reconocimiento social. Esta actividad se acompaña con el adoctrinamiento o dietario ideológico pertinente. La finalidad consiste en obrar en la conciencia una repulsa y un auto odio por pertenecer a una civilización que culturalmente les han inoculado el sentimiento destructivo, de que todos los males que acaecen en el mundo son por la culpa del egoísmo, la avaricia y la crueldad de todos nosotros y nuestros antepasados, somos los causantes de haber extendido el colonialismo y la explotación del hombre por el hombre en el mundo. Las malas conciencias de estas gentes confunden la velocidad con el tocino. Nuestra civilización no ha hecho ni más ni menos lo que otras han intentado histórica e innumerablemente y no han podido.
          "Buenismo": ¿esto que significa? Con sinceridad, creo que nadie lo sabe. Nadie que esté en su sano juicio se le ocurrirá  interpretar o confundir este "palabro" con la magnifica, sonora y piadosa Bondad. -Aclaro de antemano que mi posición en este asunto está muy cercana a la que expone el filósofo estoico Séneca en "Sobre la Clemencia"-. A estas alturas, en que la humanidad está metida de lleno en el centro de la "Edad Oscura" o "Edad de Hierro" en realidad para muchos no hay nada que merezca la pena de ser salvado, nada es ya, digno de ser rescatado; la descomposición y corrupción es irreversible, con las nuevas expresiones y "la nueva lengua" estamos envueltos en una maraña gramatical que tiende a la oscuridad, ya no hay nada que inventar, nada que dirigir, ya nada tiene más razón de ser que la oscuridad misma. No hace muchos años, la interpretación de la belleza, la bondad y la armonía no necesitaba de coartadas y caprichosas desviaciones como la del "buenismo" utilizada casi siempre con menosprecio o en tono de disculpa comprensiva. Las izquierdas y derechas en política ya no existen, mejor dicho, nunca han existido, salvo en su inicial creación a la manera de un holograma, espejismo, ilusión (Maya) al servicio de los mismos intereses, no obstante muchos personajes de la llamada izquierda progresista actúan dentro de esta magnífica cosmovisión denominada marxismo cultural, en una rapsodia de utopías, caprichos y fantasías personales, aderezadas de manera chusca con coartadas aparentemente "bien intencionadas" con pretensiones de final feliz y retazos morales. El "buenismo" como el "pacifismo" nace en el seno de las democracias liberales europeas durante la guerra fría impulsado por los movimientos comunistas a sueldo de Moscú, la filosofía de las ONGs no se basan en las bondades del servicio desinteresado y entrega sin reservas que algunos hombres y mujeres con los temperamentos y vocaciones más heroicos y nobles que entregaban su vida a la salvación física y moral del ser humano (tu prójimo) Las palabras sagradas que en el mundo antiguo tenían un claro significado, como Compasión, Caridad, Amor, Clemencia ya no tienen sentido. Las nuevas expresiones que han suplantado a los antiguos términos que obraban como matrans en el alma humana no tienen la fuerza ni la profundidad espiritual necesaria para llegar a lo más profundo del Ser humano. Los mismos sacerdotes pos conciliares utilizan los mismos lenguajes y expresiones laxas de los laicos progresistas; solidaridad, empatía, concienciación, ecumenismo, cosmopolitismo etc.etc. ¿qué es lo que tratan de comunicar estas personas utilizando estos términos? ¿cuáles son sus propósitos? Las verdaderas virtudes ponían a prueba al ser humano que buscaba las experiencias sagradas de redención, contrición o la búsqueda de los primeros pasos de La Iniciación espiritual. El "buenismo" en su actual fase está cumpliendo con sus últimos y verdaderos propósitos, que no son ni más ni menos que el colonialismo por vía del multiculturalismo y el mestizaje en los países de raza blanca. Las ONGs son los pilares de este propósito, que en teoría y al igual que los sindicatos tendrían que autofinanciarse con sus afiliados y seguidores, pero, no es así, los financiamos todos nosotros, y muchas de ellas se sostienen con dineros, ideas y propósitos genocidas y criminales.
         El genial Pierre Corneille nos expone en su obra -Cinna- reflexiones que deberían tener en cuenta personajes tan significativos como el actual Papa Francisco, dice Corneille -Mientras más bondad concedemos a los que nos odian, más armas les damos para traicionarnos-. Toda gente de bien rechaza la crueldad, pero tenemos que tener presente ante todo la cordura, el sentido común y la coherencia, para que el "buenismo" no nos convierta en una masa de ciegos y sordos cuyo fin es convertirnos en necios que se aborrezcan así mismos.

                                                                                     
Truman, aquí tenemos a uno de los genocidas buenistas más significativos que ha dado la humanidad,  y la carta que escribió a Pio XII, en términos que vosotros mismos juzgaréis.

Urakami Tenshudo (Iglesia Católica en Nagasaki ). Enero de 1946.
Urakami fue el epicentro del bombardeo en Nagasaki y su catedral, destruida una de las iglesias más grandes de Asia.


Esta carta fue publicada por la Revista Converted Catholic Magazine, de Nueva York, en noviembre de 1947, posteriormente y después de la muerte de Truman la fundación de su mismo nombre la desmintió e incluso se corrió el rumor de que en 1959  el propio Truman también lo hizo. ¿A quien creer cuando hay masones por medio y hay personajes que no dudan en masacrar con bombas nucleares la población católica más numerosa de Japón?


Truman, presidente de los Estados Unidos, con un odio exacerbado sobre todo lo que fuera católico escribe esta misiva al Papa Pío XII. Recordemos que en 1945, por orden del Presidente Truman, los Estados Unidos lanzaron dos bombas atómicas sobre Japón a dos de sus ciudades prominentemente católicas, durante la Segunda Guerra Mundial; el 6 de agosto en Hiroshima y el 9 de agosto en Nagasaki, matando a unas 300.000 personas, en su gran mayoría civiles inocentes.

Washington, D.C.
Estimado Señor Pacelli:
Como bautista y como jefe ejecutivo de la más grande y poderosa nación del mundo, en la cual todos me llaman simplemente Señor Truman, no puedo dirigirme a Ud. como Su Santidad, titulo que solo pertenece a DIOS.
             Nosotros, en los Estados Unidos de América, consideramos a todos los hombres iguales delante de Dios y nos dirigimos a ellos por sus verdaderos nombres. Por eso mismo es que me dirijo a Ud. simplemente como señor Pacelli.
              El pueblo que me eligió su Jefe Ejecutivo es una nación democrática, amiga de la paz, por lo tanto mi deber es conseguir la cooperación de aquellos que realmente hayan dado pruebas de desear la Paz y de trabajar para conseguirla, no de los que gritan paz y fomentan la guerra. No creo que Ud. ni su iglesia estén entre los que verdaderamente desean la paz y trabajan por ella.
En primer lugar, nuestros antepasados fundadores de esta gran nación, conocedores por la historia de la naturaleza de vuestra iglesia amante de la política y de la guerra, sentaron como principio de nuestro gobierno no permitir vuestra intromisión en nuestros asuntos de gobierno.
              Aprendieron bien esa lección en la historia de Europa y, por eso, estamos convencidos de que nuestra democracia durará mientras no aceptemos vuestra intromisión, como lo hicieron los gobiernos de Europa a quienes enredasteis con vuestras doctrinas e intrigas políticas. Thomas Jefferson, uno de los mas sabios de nuestro país, dijo esto mismo cuando lo declaró: ” La historia no nos muestra ningún ejemplo de pueblo alguno manejado por el clero que haya tenido un gobierno civil y libre”.
              Por eso es usted la última persona en el mundo que pueda enseñarme la forma de dirigir a mi pueblo por el camino de la paz.
               Para refrescar su memoria le recordaré algunos hechos de su predecesor en el Vaticano el Papa Pío XI, el iniciador de toda agresión fascista en los tratados de Letrán, celebrados con Mussolini en 1929. Este fue el principio de la traición a la civilización cristiana. Fue este el comienzo de los horrores que sufrieron Europa y el mundo, cuyas consecuencias estamos sufriendo todavía.
               Un notable escritor e historiador de mi país, Lewis Munford (que no es comunista, ni odia a los católicos), escribió lo siguiente en su libro ” Faith For Living”, que publicó en 1940: “La traición al mundo cristiano se efectuó claramente en 1929 con el concordato celebrado con Mussolini y el Papa”. Dice algo más: “Desafortunadamente los propósitos del fascismo están en gran conflicto con los de una república libre, como es la de los Estados Unidos de América.
               En este tratado la Iglesia Católica…fue su aliada, una potente aliada, de las fuerzas de la destrucción”.
               En esa época muy pocos de los que vivimos en los Estados Unidos conocíamos la verdadera naturaleza del fascismo, como ud. y el Papa XI lo conocían, pues fueron los que fomentaron la guerra y aliaron su iglesia a él (el fascismo).
               Usted mismo fue especialmente preparado, como joven sacerdote y como diplomático de la Iglesia, para el propósito específico de ayudar a Alemania a prepararse para la Guerra Mundial.
              Usted y el Káiser urdieron en Suiza las intrigas contra los aliados durante la primera guerra mundial. Usted estuvo doce años en Alemania en donde tomó parte de la ascensión de Hitler al poder, habiendo celebrado acuerdos con él y con el execrado Von Papen, un segundo Papa, que ayudo a Hitler a tomar el poder y puso firma con la del Cardenal Eugenio Pacelli y la de Hitler en el Concordato con el Vaticano, firmado en 1933.
                Nadie creerá jamás que usted ignorase el complot de Hitler y sus nazis estaban preparado contra nosotros. El propio biógrafo católico dice que ud. , durante esos años era ” el hombre informado del Reich”.
                 Después de la firma del Concordato por ud. y por Von Papen y de hacer aspersiones con agua bendita a Hitler dándole la ” impresión” de que resucitaba, Von Papen, que logró escapar de Nuremberg, se jactaba en la siguiente forma: “el tercer Reich es el primer poder que no solamente reconoce sino que pone en práctica los altos principios del papado”.
                Vuestros cardenales y obispos bendijeron en Roma las armas de guerra de los soldados enviados contra indefensos etíopes. Vuestro cardenal Schuester, de Milán, proclamó el robo de Etiopia como una cruzada santa ” para llevar en triunfo a Etiopia la Cruz de Cristo” . Mientras tanto sigue Ud. llamando a su iglesia “la iglesia de Dios” y pretende que yo, como jefe de un estado civil, le admita a Ud. como superior a mi y al pueblo de los Estados Unidos de América. Ud. habla con palabras melosas sobre justicia y al mismo tiempo hace sonar los tambores para otra guerra, tal vez más terrible que las dos ultimas, contra Rusia que nos ayudo a derrotar a Hitler y Mussolini.
                 Usted está incitando a los Estados Unidos para que cuando antes declare la guerra a Rusia, usando los mismos métodos empleados por Hitler para lograr la solidez de sus detestables y diabólicos regímenes.
                 Usted quiere que desperdiciemos nuestro dinero y que enviemos a nuestros jóvenes a una muerte horrible, que sobre los cadáveres de Hitler y de Mussolini terminemos la lucha que aquellos empezaron con ayuda suya y a quienes nosotros derrotamos. Si, Estados Unidos de América desean la Paz, pues de todas las naciones solamente nosotros quedamos con alguna prosperidad y decencia.
Somos el baluarte de las libertades democráticas protestantes. Si nosotros, o la Inglaterra protestante, nos debilitásemos vuestra CULTURA CATÓLICA tendría una oportunidad para gobernar otra vez el mundo haciéndolo retroceder a la Edad Media. Si perdiésemos o nos debilitásemos con la guerra que Ud. está provocando contra Rusia, fácilmente procuraría el Vaticano una alianza con ella. Su predecesor el Papa Pío XI , declaró públicamente que el haría pacto CON EL DIABLO MISMO , si conviniese a los intereses de la Iglesia. Por lo tanto, señor Pacelli, es mi deber como Jefe de este país predominantemente protestante, rechazar sus propuestas a guisa de alianza, de pacto de paz. “Los que comen en el plato en que el Diablo está comiendo, deben usar una cuchara muy larga”.
Continuaré mi labor para lograr y mantener la paz como buen bautista, conservando los honrados principios protestantes que hicieron poderosa nuestra nación y trabajando por ellos.
Sinceramente suyo,HARRY S. TRUMAN PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA



                                                      

15 comentarios:

  1. Desde mi punto de vista el “buenismo” es... la malformación capciosa del concepto de Bondad inoculada al populacho por lobos con piel de cordero. De esta manera vemos que la Bondad pasa de ser algo de origen Sacro, un Valor Atemporal e Inmutable, a ser una zarandaja voluble y superficial a la que se da el nombre de “humanidad” para secularizarlo, lo que despectivamente llamamos “buenismo”. Y es que no hay coherencia alguna en una femiputa que considera “cruel” no legalizar el gaymonio o no regalar nuestros jornales a los parásitos “pobres”, pero sin embargo defiende tan alegremente el asesinato de bebés no natos con la excusa de negarles la humanidad, como si por algún extraño dogma fruto de alucinógenos el nacimiento otorgase la humanidad a lo que antes solo era “un apéndice del cuerpo de la mujer”. Una hipocresía así no se había visto desde que fariseos y romanos hicieron causa común para deicidar a Cristo.
    Entrando en el tema político, que me temo no es tan sencillo como parece: si por algo se caracteriza esta Edad Oscura es por el adulterio por mestizaje, no solo entre las razas físicas sino entre las espirituales y entre cualquier facción en principio clara con sus afinidades y sus antagonías respectivas. Vivimos en la edad del relativismo absoluto, que lleva a un dogmatismo ciego en contra de la Verdad. Esto implica que lo que los hombres dicen, lo que hacen y lo que son muchas veces se disocia hasta hacerse irreconocible, de tal forma que la mentira y la confusión reinan en un mundo plagado de grises donde una concepción maniquea siempre resulta miope. Y por contra, la negación de ese maniqueísmo como Verdad Primigenia conduce a la desorientación y a nadar a la deriva en este mundo de grises. Y un ejemplo de esto es llamar al sistema de hoy día “democracia liberal”, pues solo lo es sobre el papel: ni hay demos en las masas acríticas dirigidas por plutócratas de una calaña no muy diferente al pueblo que los elije, ni hay liberalismo en el fracaso más vergonzoso de los estados-niñera obesos e ineptos. Tú mismo reconoces que el marxismo cultural supone una infiltración en Occidente, una infiltración cuya razón de ser es debilitar la Civilización lo suficiente para que acate sin resistencia la imposición de un totalitarismo neocomunista. Lo cierto es que la estupidez de regalar alegremente el campo de la Cultura al marxismo cultural sentenció a Occidente a largo plazo, ya que quien domine la Cultura dominará el futuro, incluyendo el económico cuando la situación haya madurado lo suficiente. Las derechas e izquierdas son la formulación liberal de una dualidad ancestral, entre la libertad y la tiranía, el genio y la masa, el noble y el plebeyo. Ocurre que a día de hoy todo se haya reducido a una retórica histérica que enmascara una vacuidad sin verdadera inercia ni sustancia.
    Bomba atómica: veamos porque las cosas no son tan claras como pudieran parecer: por un lado lo de Hiroshima y Nagasaki, aunque moralmente inmundo fue militarmente lógico si tenemos en cuenta la situación de la época, con un mundo cansado de guerra y un Japón terco que solo estaba aplazando lo inevitable: no creo que la Marcha hacia Berlín fuera precisamente algo menos cruento, y sí mucho más costoso para todos los bandos. Y está el hecho de que la rigidez nipona en aplicar su visión particular sobre los prisioneros a gentes que no eran parte de su cultura llevó a que los libertos anglos los odiasen y los viesen como psicópatas sin compasión. Un bombardeo realmente inexcusable fue el de Dresde, que no constituía un objetivo militar lógico más allá de la diabólica táctica del bombardeo de terror. También hay que tener en cuenta algunos detalles como que la razón por la que solo EEUU la ha usado es porque la desarrolló precisamente en esa guerra, no es como ahora cuando cualquier país que se ponga a ello puede adquirir ese poder, en ese entonces fue algo nuevo, y eso sin olvidar que no ha habido otro conflicto de la magnitud de la IIGM desde el fin de la misma, con lo cual es lógico que nadie haya vuelto a utilizar ese arma terrible.

    ResponderEliminar
  2. Respecto a la misiva, ese odio confesional es inherente al exoterismo, y tampoco es que se pueda decir que sea algo exclusivamente protestante, de hecho lo cierto es que el protestantismo es el Edipo del catolicismo tal como el fascismo lo es del marxismo. Si como creo Pedro, eres un gnóstico, no entiendo por qué defiendes a una confesión exotérica sobre otra más allá de una mera razón estratégica (y en ese caso lo cierto es que la libre-interpretación y la descentralización “anárquica” del protestantismo nos conviene en tanto nos permitiría competir en libertad con los exotéricos), máxime cuando fue esta confesión la que exterminó los Misterios y a nuestros hermanos primigenios mucho antes de que Lutero o Calvino nacieran. Y es que ni siquiera un patriotismo lógico puede llevarnos a defender al catolicismo: recuerda que el primer “hereje” ejecutado (acusado falsariamente de “brujería” para poder expropiarlo a placer) fue el místico español Prisciliano de Ávila, que estableció las bases de lo que después sería el monacato cenobítico “católico” (ya hay que ser descarado para calumniar, torturar y ejecutar a alguien y luego plagiar su sistema by the face). Veamos el lema inquisitorial de España: “Luz de Trento, Espada de Roma, Martillo de Herejes”... podríamos resumirlo en: Perro Descerebrado del Sumo Sacerdote de Italia... o como los españoles se enorgullecieron neciamente de ser los mamporreros de los italianos. La frase de Jefferson es desafortunada teniendo en cuenta que el Israel pre-monárquico es una suerte de Teocracia proto-liberal, pero no tiene mucha importancia si lo comparamos con las loas al Islam y a la subversión guerrera que hace Évola, por ejemplo. Lo de la relación del papado con los fascismos no es tan exacto, para Truman es muy fácil criticar desde su posición geopolíticamente blindada por dos océanos pero en Europa la diplomacia era imprescindible y teniendo en cuenta el odio de clase de Mussolini y el incipiente anticristianismo de Hitler y sobre todo de Himmler, creo que el papa actuó prudentemente en tanto cumplir su deber de proteger las vidas de los católicos bajo semejantes regímenes. Como dice un antiguo proverbio: ante una tormenta el roble resiste y el junco se dobla: cuando pasa la tormenta el roble yace quebrado y el junco se eleva indemne. Por otra parte, si bien es verdad que en cuanto a inquisiciones los protestantes también tienen mucho que callar, ciertas declaraciones papales no dejan de ser nocivas y dar pie a la sustentación de la argumentación de Truman: como yo suelo decir: el problema no es si hablan mal de ti, sino si les has dado pie para ello. Solo es realmente peligroso que alguien te acuse de un crimen cuando hay algo de verdad en sus rumores.
    Saludos en Cristo.
    PD: mientras que no podamos retomar lo que a nosotros los magos nos corresponde, creo que debemos mantenernos en las sombras equilibrando el poder de las diversas facciones exotéricas según nuestra conveniencia, pues lo peor que podría pasar es que un psicópata inteligente, frío y sin escrúpulos decidiera aunar lo peor de cada facción, por ejemplo el celo farisaico calvinista y el centralismo católico, negando los elementos paliadores como son la “anarquía” protestante y el sincretismo católico. Te lo digo porque esto no es solo una hipótesis, sino algo que YA está ocurriendo (si te interesa una información más exhaustiva dímelo y te mandaré un correo para que veas lo urgente de la situación) y debemos poner todo nuestro saber en la prevención de la culminación de este proyecto de “iglesia” tiránica del Anticristo. Guiados seamos por Elyon.

    ResponderEliminar
  3. Aryan,el pensamiento mágico te domina y la mágia te confunde, un cristiano con evidentes inclinaciones católicas aunque seas un católico raro. Los gnósticos desechan la resurreción de Cristo y el bautismo de Juan. Estoy convencido de que no eres un gnóstico o al menos ignoras lo que es el gnosticismo.Me gusta lo que escribes si no fuese por lo exuberante de tus escritos.
    Saludos, Mann

    ResponderEliminar
  4. Mann, lo del "pensamiento mágico" es la formulación calumniosa que los ateo-materialistas cientifistas han hecho de lo que de toda la vida se ha llamado "superstición" (por ejemplo la costumbre azteca de alimentar al sol con sangre humana para que no se apagase) y se ha distinguido de la Verdadera Magia (cosa lógica si tenemos en cuenta que siendo la Magia de orden sobrenatural-preternatural, sus adeptos deben trascender lo natural). Pero para ejemplo de "pensamiento mágico" tus especulaciones sobre mis creencias cuando no me conoces: me han llamado muchas cosas (incluyendo calvinista, masón de rito escocés y criptojudío), la mayoría de ellas falsas, no sé si lo hacen por malicia o ignorancia o una mezcla de ambas: mis ideas son muy complejas, personales y polifacéticas, no es algo que se pueda etiquetar a la ligera porque siempre hay cosas que no encajan. Los textos gnósticos fueron purgados durante el auge de la iglesia nicena, y tengo serias dudas sobre la veracidad e integridad de aquellos que hoy día se presentan como "gnósticos" (al fin y al cabo, si Agustín y cía fueron capaces de manipular la Biblia canónica sin escrúpulos para adaptarla a sus intereses mundanos, aún más manipularían los textos que dejaran de sus enemigos), máxime cuando en no pocos casos se mezclan con newagers ateos, panteístas y/o cientifistas. Si tan convencido estás de ello podrías exponer tus razones en lugar de lanzar acusaciones vacuas "a ver si cuelan": no, no cuelan, conmigo no al menos. Me alegra que te guste, aunque respecto a lo exhuberante, me temo que es inevitable debido a la complejidad y matices de la temática que aquí se trata. Si simplificar implicar mutilar detalles que en conjunto pueden llevar a un mal entendimiento, prefiero ser enrevesado, aún si eso dificulta la lectura: no sé qué mérito tiene que algo sea fácil de leer si al terminar te quedas decepcionado y con la impresión de haber perdido el tiempo. En cualquier caso te aclaro que yo no me declaro tanto gnóstico, sino aconfesional de afinidad gnóstica, que no es lo mismo. Eso implica que mi cristianismo es esencialmente personal, y que no voy a atenerme a ningún dogma que no encaje con mi propia Esencia, ni siquiera el "gnóstico" (de hecho, el que haya un dogma "gnóstico" ya debería hacernos dudar de la veracidad de lo que se entiende por "gnosticismo", en tanto la balanza se inclina desde la mística hacia la teología). Y esto quiere decir, que si hay algo del protestantismo, catolicismo, ortodoxia o coptos (o incluso mis propias ideas y reflexiones) que me es afín, lo incorporaré a mi cosmovisión: incluso en un mar de mentiras pueden hallarse islas de verdad, es cuestión de separar la paja del trigo. De todas formas, mi mención a los gnósticos iba más bien porque según tengo entendido Pedro SÍ se ha declarado así en varias ocasiones, y por eso me extraña que tome partido de forma tan tajante por el catolicismo, máxime cuando la veracidad histórica de esa carta tampoco está muy clara. Cuando hablo en conjunto me refiero más bien a los magos o esoteristas, en el sentido de ser espiritual antes que religioso. Ocurre que los gnósticos son un buen ejemplo histórico de los mismos, un ejemplo adecuado para mi argumento. Pero ciertos grupos coptos arcanos tampoco les van muy a la zaga, así que el esoterismo no es algo exclusivamente gnóstico: para mí, gnóstico es simplemente el cristiano filósofo en un sentido místico, lo cual es etimológicamente meridiano por cierto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Las reflexiones de Aryan son mas profundas que exuberantes. Como él y durante siglos han sido miles de personas las que han ido descubriendo lo divino de dentro, estas personas en las que me incluyo, son conscientes de que cada ser humano es una morada y que dentro de él mora la raíz del universo y la chispa divina que te impulsa a descubrir por ti mismo el conocimiento y la Luz , por tanto la clave está en la búsqueda del conocimiento interior y Aryan es un buscador sediento de conocimiento y si a esto se le llama gnosis, pues bien venida sea. Pero no nos engañemos, han existido muchas clases de gnosis y por tanto hay que ser muy cautos y ser conscientes de que el gnosticismo no se presta a ser una religión de masas, no posee la eficacia del sistema organizativo de la Iglesia Católica, sistema que ha sido su sostén durante siglos, siendo el Bautismo y la Eucaristía (rituales bellisismos y profundos) los que han mantenido intacta a la Iglesia hasta el Concilio Vaticano Segundo, siendo este Concilio el causante de la descomposición y degradación que existe dentro de la Iglesia en la actualidad.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por tus palabras, Pedro. En efecto es así, sé que quizás un adepto más sabio podría expresar las cosas incognoscibles que tratamos aquí de forma más breve, pero al no ser capaz de ello prefiero ser meticuloso antes que ramplón, aún a riesgo de parecer "exhuberante" a determinados paladares. Es muy cierto lo que dices sobre la búsqueda interior, de hecho aún en el texto canónico se dice que "hizo al hombre a Su Imagen y Semejanza", si los exotéricos fueran un poco más intuitivos se percatarían de la absurda contradicción que es limitar esa "Imagen y Semejanza" a la forma humana y a la capacidad de hablar y razonar intelectualmente: ¿en qué momento se dice que espiritualmente somos excluidos de esa "Imagen y Semejanza"? ¿No es curioso que mientras el Nahash (lo que se ha llamado "Serpiente" pero que también puede traducir como "Encantador" o "Hechicero") dice "seréis como dioses (elohim)" en Jn 10:24 Jesús Mesías cita a Sal 82:6 y cita "SOIS dioses (elohim)", lo cual avergüenza a los fariseos que querían matarlo? ¿por qué se da por sentado que los fariseos eran cumplidores de la Ley, cuando en realidad son el resultado de la usurpación del sacerdocio por parte de la casta inferior (originalmente diferenciada) de los escribas, siendo como tales incapaces de comprender los Misterios, y por tanto aplicando un formalismo vacuo y ciego? En el Medievo, cuando te podían torturar y asesinar por "herejía" (sic) entiendo que mucha gente se guardara estas preguntas para sí mismos, pero a día de hoy, con plena libertad de culto, ¿por qué no habemos de preguntarnos y tratar de restaurar la Verdad, que no es otra cosa que la Sofía Perdida de Cristo? O mejor dicho, ¿por qué un 99% de los creyentes no lo hace? Yo digo que es porque no sienten el instinto de hacerlo, porque carecen de Intuición sin percatarse, lo cual es como si habiendo nacido ciegos o sordos se negaran a creer en su carencia diciendo "no existe la vista u el sonido, esos son mentiras de hereje". A mí me gusta conocer la etimología de las palabras, y burlarme de la deformación que han hecho los necios de su significado: ¿no significa Gnosis "Sabiduría (Divina)", no significa filósofo "Amigo de la Sabiduría"? ¿No significa Magia "Poder (Espiritual)"? ¿No es por tanto el Adepto (que anhela la Senda de Sofía) un Filósofo genuíno (y no lo que los hombres entienden por "filósofo"), y el Mago un Adepto Consumado que ha alcanzado la Gnosis de Dios, es decir, un verdadero Sacerdote (y no lo que los hombres entienden por "sacerdote")? Por esto, vemos que aunque Dogma significa "Precepto", los hombres le han dado una connotación de infalibilidad que lleva a la imposición, no a la guía, lo cual es la antítesis de la Iniciación. Por esto rechazo el dogma (humano) del exoterismo en tanto estudio el Dogma esotérico, que no es otra cosa que un ejemplo de aquellas fórmulas precedentes que sirvieron a otros antes que a mí, sin que por ello tengan que ser acatadas rígidamente si no me sirven, ya que yo soy yo, y ellos fueron ellos: lo semejante no es igual. Y como bien dice Pedro, el gnosticismo no es una visión monolítica o sectaria, y por eso cuando los newagers han tratado de hacerla apta para las masas, han debido convertir el Dogma en dogma, y de ahí la confusión de Mann según parece. Pero al hacer eso ya no puede hablarse con propiedad de "Gnosis", sino de pseudo-Gnosis, una caricatura tan vacua como los clérigos-burócratas del exoterismo.
    ...

    ResponderEliminar
  7. El Bautismo y la Eucaristía tienen un sentido trascendente que me temo el catolicismo nunca entendió, por eso los convirtió en dogmas que imponer ciegamente, lo que recuerda siniestramente al banal papeleo de un funcionario. Si es cierto que gracias a esa rigidez (aderezada con crueldad y corrupción) pudo imponerse a las masas (pagano significa "popular, del pueblo"), aunque la verdad no voy a lamentarme por el debilitamiento de una "iglesia" que considera que denunciar el mafioseo y la pederastia de sus miembros es "antitradición" (por esto minaron a B16 hasta que dimitió y eligieron al populista descerebrado de F1), y que cuenta con dinastías tan "ilustres" como la de los Borgia, a los cuales no veo que hayan excomulgado a pesar de que según la Ley hubieran merecido ser lapidados varias veces. Por tanto amigo Pedro la degradación y el Mal ya estaban presentes desde siempre, solo ocurre que es ahora cuando por debilidad sale a la luz toda la descomposición que ya estaba antes bajo la alfombra (una alfombra cosida con sangre y fuego desde sus inicios). Y esto sin negar la bondad de individualidades geniales dentro del catolicismo (que en no pocos casos acabaron siendo perseguidas por sus "hermanos"), pero a nivel colectivo no es algo que pueda defender moralmente.
    Saludos en Cristo.

    ResponderEliminar
  8. PD: etimológicamente, agnóstico “sin-Gnosis=ignorante” y ateo “sin Dios (etim: Cielo/Luz)=ciego” no podrían ser más adecuados para los materialistas y coincidir más con lo que dice la Biblia de los que “amaron más las tinieblas que la luz”. A esto añadámosle el significado de pagano, también interpretable como “rústico” o “plebeyo”, lo cual encaja tanto con la Biblia como con la inmundicia moral del paganismo (no fruto de una corrupción o manipulación como ha podido pasar con las iglesias, sino inherente a su esencia ya que está en sus propios mitos y nefilim “dioses” -sic-). Y viendo que ario “noble” y que cristiano viene de “Cristo = El Ungido” vemos que nosotros somos sabios en tanto gnósticos, videntes en tanto espirituales, ario-noble-cultivados en tanto cristianos. Esto implica que esotéricamente hablando, los Magos de Cristo somos los príncipes legítimos de la humanidad, por la Gracia y el Don de Nuestro Rey Espiritual, el Único Rey Legítimo y Verdadero: SOLUS DEUS DOMINUS EST Por esto no es de extrañar que los paganos, ateos y fariseos (falsos cristianos) se revuelvan con envidia y nos digan “no te krej morajmente zuperioj”: no lo creemos, lo somos, y ellos lo perciben, por eso nos agreden: ellos mismos se reconocen de forma tácita e inconsciente como inferiores, por esto durante toda la Historia del cristianismo han intentado destruirlo, y aún lo intentar: quieren arrancar los ojos a los videntes para que todos sean tan ciegos como ellos, y así no sentirse inherentemente humillados con nuestra presencia: igualdad por lo bajo, la única igualdad posible, al más puro estilo socialista se ponga la máscara que se ponga (nazi, fascista, comu, neocon, ect). De esta manera, mientras que dejan a Lucifer el dominio de los paganos tercermundistas, tratan de usurpar el lugar de Cristo con Ahrimán en el seno de Occidente, ambos ayudados por Satanás de diversas formas. La tríada diabólica (tres que pretenden ser uno, por eso compiten entre sí aunque aúnen sus fuerzas), en oposición a la Divina Trinidad (Uno que se manifiesta como Tres). También es curioso el miedo a la muerte de muchos impíos: como bien relata Tolkien en la Akallabeth “y al morir tenían miedo de salir a la Oscuridad, el reino del señor que ellos mismos habían elegido”.

    ResponderEliminar
  9. Buenos días, antes de continuar pido disculpas por la demora de mis respuestas, últimamente no puedo atender el blog adecuadamente.
    Mann: durante un tiempo estoy leyendo a Aryan, y la forma de expresar sus reflexiones me recuerdan mucho a los escritos de Mario Roso de Luna, por la abundancia de datos y pensamientos tan profundos que nos muestra le estoy muy agradecido por su aportación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Buenos días, no hay nada que disculpar, cada uno tiene sus tiempos. Si te agradecería si me confirmaras si quieres que tratemos lo del psicópata con ínfulas que quiere destruir la libertad religiosa (entre otras). Si los "judíos" pueden usar la Pulsa Denura (por ejemplo) para como bien dice Dion Fortune "hacer descender la Divinidad al mundo para imponer Su Ley" no veo por qué nosotros no deberíamos hacer algo similar (obviamente no igual, ya que nuestra calaña es muy diferente a la de esos brujos paganos): si los sacerdotes queremos recobrar el lugar que legítimamente nos pertenece como casta debemos recordar que Dios no va a violar el libre-albedrío que Él mismo ha establecido por nosotros, ya que nos dió los Misterios y la Magia que neciamente los hombres destruyeron. Y esto implica que debemos demostrar a las castas inferiores que no somos unos meros funcionarios de los reyes y recitadores de ensalmos vacíos, plagados de forma sin fondo: detrás de la destrucción del esoterismo crístico está la mano del Diablo: cuando vió que el paganismo iba a ser derrotado, decidió mutilar a su enemigo: así, donde fracasó Lucifer triunfó Ahrimán, y mientras el primero sometió el Oriente con la India el seguro sometió Occidente con Roma. Sin esto, solo es cuestión de tiempo que el alma de Occidente sea esclavizada por el fariseísmo, el paganismo o el ateísmo, posibilidad a cual más aterradora, que solo tendrá su fin cuando el Señor destruya la materia corrupta en la Segunda Venida. Pero si nosotros, sus campeones y elegidos de casta (elegidos entre los elegidos) permanecemos pasivos sin ni siquiera luchar, al modo en que los magos lo hacemos, ¿no tendremos una complicidad pasiva que nos llene de vergüenza cuando comparezcamos ante Su Trono? No hay vergüenza en cambio en perder luchando, o en retirarse una vez que se ha hecho todo lo posible. Yo soy cronológicamente "joven", y eso implica que si logro esquivar al Destino puedo tener tiempo, sino energía, puesto que mi vida consiste en una vejez de décadas donde debería estar la juventud y la madurez: si ese es el precio que Dios exije por mi Magia, lo acepto gustosamente: he visto demasiado lo que la juventud cobra por su energía y su vigor: debilidad inconsciente, ser manipulado por lujuria y otras vanidades creyendo que se está siendo premiado, convertirse en un perro de presa descerebrado. Yo no valgo para eso, soy un frágil gato que necesita dormir demasiado, pero mis ojos son grandes y profundos como verdes pozos de potencial sabiduría. Dadme las fórmulas y los Misterios y haré descender hasta Assiah la Magia para imponer la Ley, daré mi vida si es necesario por convertirme en el último campeón que devuelva a nuestra casta su gloria legítima, tal como Dios estableció en el Principio: lo lograré o moriré en el intento llevándome a cuantos impíos pueda por delante: lo juraré ante Dios y los hombres en el momento en que sea investido de Poder. SABER PARA SERVIR, renunciaré a toda lealtad, sea patria, familia, raza o hasta mi propio ego, si con ello honro a Dios y merezco la instrucción mistérica. Herodoto ya dijo que la mayor miseria del hombre es tener sabiduría sin poder para imponerla sobre la necedad: tal es mi situación y por eso anhelo la muerte que me ha sido anunciada en la contemplación del Flujo del Destino. Cada vez tengo más claro que ni la raza, ni la inteligencia, ni la patria, ni la familia forjan verdaderos vínculos: vínculos inmutables que no se quiebren y no estén sujetos al desgaste y a la traición. Solo Dios y aquellos leales de nuestra casta pueden llegar a entendernos y a conectar: a los demás debemos controlarlos y usarlos como piezas de ajedrez, o tal es lo que la experiencia del sufrimiento me ha enseñado y continúa enseñarme, aunque anhelo de corazón equivocarme o encontrar una excepción a esta regla en la que apoyarme sabiendo que no se volverá contra mí.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. PD: ¿Qué opinas de la teoría de que la verdadera Arca está en Etiopía? He oído que solo el supuesto heredero levita de Salomón y Saba puede custodiarlo, y que aún este muere inexplicablemente cada pocos años, algo lógico si tenemos en cuenta que por muy instruído que esté su sangre está en exceso contaminada por la raza de los behemah. El custodio debe ser de sangre azul, o sangreal. De poco sirve que una buena semilla (un linaje masculino en linea directa) sea mezclada con fango venenoso. Pienso que deberíamos abrir el Arca, leer las Tablas, comer del Maná y tomar la Vara de Aarón: tal vez así recuperásemos el Poder que necesitamos.

    ResponderEliminar
  12. STO ES FALSO:

    Esta supuesta carta es completamente falsa. De hecho la fundación Truman ha desmentido la autenticidad de semejante correspondencia.

    Esta carta no fue escrita por el Presidente Truman ni fue enviada al Papa. Esta carta apareció como parte de un editorial en la Revista Converted Catholic Magazine, de Nueva York, volumen 8, número 9, noviembre de 1947, pagina 268-270. En la introducción al editorial los redactores de la revista indican que esto es lo que les gustaría que Truman hubiera escrito al papa.

    En 1959 el propio Truman ya desmintió su autoría e indicó que la tal carta era un infundio y que él jamás escribió ni escribiría semejante despropósito. incluso lo comunicó por escrito al Departamento de Estado.

    Si bien es cierto que el presidente Truman resulta por muchos motivos un personaje deleznable no lo es al menos por haber escrito semejante carta, grosera, injuriosa e insultante...

    ResponderEliminar
  13. STO ES FALSO:

    Esta supuesta carta es completamente falsa. De hecho la fundación Truman ha desmentido la autenticidad de semejante correspondencia.

    Esta carta no fue escrita por el Presidente Truman ni fue enviada al Papa. Esta carta apareció como parte de un editorial en la Revista Converted Catholic Magazine, de Nueva York, volumen 8, número 9, noviembre de 1947, pagina 268-270. En la introducción al editorial los redactores de la revista indican que esto es lo que les gustaría que Truman hubiera escrito al papa.

    En 1959 el propio Truman ya desmintió su autoría e indicó que la tal carta era un infundio y que él jamás escribió ni escribiría semejante despropósito. incluso lo comunicó por escrito al Departamento de Estado.

    Si bien es cierto que el presidente Truman resulta por muchos motivos un personaje deleznable no lo es al menos por haber escrito semejante carta, grosera, injuriosa e insultante...

    ResponderEliminar
  14. Los "buenistas" no son personas buenas...son personas débiles, son una especie de drogadictos de la gratificacion moral rápida.
    Nino

    ResponderEliminar
  15. New Diet Taps into Pioneering Plan to Help Dieters Lose 15 Pounds within Only 21 Days!

    ResponderEliminar

En este blog no existe ningún tipo de censura en la libertad de opinión. Pero recuerda que el insulto no merece la pena y es poco elegante.
DUDH. Artículo 19.
Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.